Melocotón en almíbar con su creme brulée

Si eres de los que te gustan los postres con sustancia pero no quieres renunciar a la fruta, esta receta puede ser una buena opción. El melocotón en almíbar se hornea con una capa de creme brulée, una especie de natillas calientes tostadas en su superficie. Por lo tanto, este postre se toma templado. Por supuesto que puedes elegir la fruta que más te guste. Lo que sí debes de tener en cuenta es que no puede ser demasiado jugosa, para evitar que el postre se nos empape demasiado.

Ingredientes: 750 gr. de melocotones en almíbar en mitades, 500 ml. de nata líquida, 100 gr.de azúcar, 2 ramas de canela, 6 yemas de huevo + 1 huevo, 2 cucharadas de harina, 1 chorrito de licor de melocotón, mantequilla, azúcar glass

Preparación: Comenzamos partiendo medio kilo de melocotones bien escurridos a nuestro gusto. Podemos dejarlos enteros, laminarlos en rodajas, cortarlos en cuartos o a daditos. Los dejamos reposar en un colador. El resto de la fruta, la trituramos hasta que se convierta en crema.

Por otro lado, ponemos a fuego suave en un cazo la nata con la canela y el azúcar justo hasta el momento en el que comience a hervir. Retiramos entonces del fuego y lo dejamos infusionar tapado unos 5 minutos.

Mientras tanto, batimos las yemas con el huevo entero con unas varillas hasta que espumeen. Entonces añadimos la harina con un tamiz, mezclamos e incorporamos el puré de melocotón, la nata y el licor.

En una bandeja de horno untada con un poco de mantequilla ponemos los trozos de melocotón y cubrimos con la crema. Horneamos a unos 150 grados hasta que la crema esté cuajada y dorada, más o menos unos 30-45 minutos. Espolvoreamos con azúcar glass antes de servir.

Vía: Casadiez

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *