Menú infantil para Navidad: puerro y lenguado

Las Navidades son una época caracterizadas porque se come en exceso, se ingieren muchas calorías y colesterol, además de dulces, los preferidos de los niños. Muchas veces teneos que organizar una comida navideña en nuestra casa para toda la familia y nos asalta la duda: ¿Qué le doy a los niños?

Cuando se juntan todos los primos la cena o comida de Navidad puede derivar en una autentica batalla campal, por lo que se recomienda habilitar un espacio exclusivo para ellos, así como preparar un menú diferente, más adecuado a sus gustos y necesidades nutricionales. Por eso queremos proponeros un entrante, un plato fuerte y un postre ideal para que disfruten en estas fechas.

Al margen de que les pongamos algún entrante, como un poco de embutido o queso, que les encanta, comenzaremos sirviéndoles una Crema de puerro que realizaremos cociendo 500 grs. de puerros, 150 grs. de patata, una cebolla mediana y una ramita de eneldo con un poco de sal. Después trituraremos con la batidora, pasaremos por el chino para obtener una crema fina, y le agregaremos un yogur griego sin azúcar para darle una textura más cremosa y un punto de acidez al sabor.

Nuestro plato fuerte consistirá en unos Rollitos de lenguado con salsa de marisco. Para ello usaremos dos lenguados medianos por comensal que aplanaremos, rellenaremos con gambas o langostinos, sujetaremos con un palillo y hornearemos en una fuente engrasada con un par de cucharaditas de fumet de pescado para que no se sequen.

Emplataremos con unas cuantas chirlas previamente cocidas y un montoncito de arroz negro, y regaremos el plato con un fumet concentrado de gambas.

Sólo nos falta el postre, que será saludable, pero sin descuidar el aspecto goloso que todo niño exige en un postre navideño. Para ello elaboraremos unos Bombones de fresón, bañando fresas en chocolate fondant realizado a partir de 100 grs. de chocolate, media taza de nata líquida, una cucharada de mantequilla y 30 grs de azúcar, que mezclaremos en un cazo al fuego y utilizaremos como recubrimiento cuando esté tibia. Luego espolvorearemos con almendra picada y los enfriaremos en la nevera pinchándolos con un palillo y manteniéndolos verticales hincados sobre una superficie plana.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *