Milhojas de calabacín, reinventando la lasaña

Este milhojas de calabacín es un remake de la famosa lasaña boloñesa. En capas de finas rodajas de calabacín y patata, sustituyendo a la pasta, alternadas con un picadillo de carne y salsa de tomate, este plato puede ser una alternartiva más ligera y novedosa a los platos clásicos de lasaña que tanto gustan a los niños.

Ingredientes: 1/2kg de carne picada, 2 patatas grandes, 2 calabacines, 3 cebolletas, 2 dientes de ajo, aceite de oliva, 1 taza de caldo de verdura, sal, pimienta, orégano o albahaca, parmesano rallado, salsa de tomate

Preparación: Por un lado pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Las colocamos bien esparcidas en una fuente para horno con un poco de aceite y el caldo de verduras y las asamos durante unos 10 minutos a 200 grados . Reservamos. A continuación preparamos los calabacines. Podemos pelarlos parcialmente o nada. Los cortamos en rodajas finas, si queremos con la ayuda de un cortador de patatas. Los salteamos con un poquito de aceite en la sartén o en la plancha. Ahora salteamos la carne junto a un rehogado de cebolla y ajo. Añadimos un poco de tomate frito, salpimentamos y añadimos un poco de hierbas. Para dar forma al milhojas alternaremos capas de patata, carne y calabacín con ayuda de unos aros de emplatar. Espolvoreamos con queso parmesano y los ponemos en el horno unos 5 minutos a grados hasta que se dore el queso.

Imagen: Deliciasdesdebarcelona

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *