Milhojas de chocolate, ¡con mousse!

Ingredientes

  • 400 gr. de harina
  • 100 gr. de cacao en polvo
  • 250 ml. de agua
  • 60 gr. de mantequilla fundida
  • 12 gr. de sal
  • 350 gr. de mantequilla reblandecida
  • Mousse de chocolate (225 gramos de chocolate fundente, 5 cucharadas de leche, 5 yemas de huevo, 6 claras de huevo, 6 cucharadas de azúcar, 125 gramos de mantequilla)

¿Cambiarías el merengue por el clásico mousse de chocolate para rellenar unas crujientes milhojas? Ah, el hojaldre también lleva cacao. Y si queréis variar nuestra receta, atrevéos con una mousse al caramelo o de frutas.

Preparación

Ponemos la harina y el cacao sobre la mesa de trabajo y hacemos un hueco en el centro. Lo rellenamos con el agua, la sal y la mantequilla fundida. Vamos mezclando poco a poco todos los ingredientes de la masa.

Hacemos una bola, le marcamos una cruz profunda con un cuchillo en el centro y lo metemos en la nevera durante 10 minutos.

Mientras tanto moldeamos la mantequilla en bloque para que tenga forma cuadrada y plana.

Sacamos la masa de la nevera y la extendemos con el rodillo en forma de cruz, dejando más masa en el centro. Colocamos la mantequilla en el centro y la encerramos en la masa como un paquete. La volvemos a extender en forma de rectángulo. Doblamos este rectángulo en dos partes hacia el centro. Giramos el cuadrado de masa 90 grados hacia la derecha, dejando siempre la cerradura en el mismo lado. Volvemos a extenderlo y doblarlo. Metemos la masa en la nevera durante 20 minutos.

De nuevo tenemos la masa fuera de la nevera. Hasta este momento nuestro hojaldre tiene dos vueltas. Continuamos el mismo proceso de extensión y plegado de la masa hasta completar cinco vueltas.

Una vez lista, extender la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y cortamos tres rectángulos grandes. Los colocamos en una bandeja del horno con papel antiadherente, la pinchamos con un tenedor y le colocamos encima un peso, por ejemplo otra bandeja o algunas legumbres. Esto sirve para conseguir un hojaldre fino y crujiente, sin que puje. Horneamos la masa a 200 grados hasta que se dore. Dejamos enfriar los hojaldres sobre una rejilla.

Para montar la milhojas, ponemos una banda de hojaldre como base, cubrirla con mousse, colocar otra banda, otra capa de mousse y terminamos con otra lámina de hojaldre decorada. Enfriamos en la nevera una media hora.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *