Mincemeat, lo que comen los Beckham

La posh de Victoria Beckham declaró en su día a la prensa que el único plato que sabía cocinar era el mincemeat. Esta receta inglesa es una mezcla de carne picada con frutos y frutas secas, licore y especias. Generalmente esta preparación suele servirse como relleno de un pastel hojaldrado. Si Vicky Beckham continúa teniendo esos escasos conocimientos culinarios, a la recién nacida Harper Seven no le quedará otra que criarse a base de mincemeat. Eso sí, las pocas veces que se su mamá sea la que cocine.

Ingredientes: 2 láminas de pasta quebrada, 600 gr. de carne de ternera picada, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 2 cucharadas de jugo de carne concentrado, 2 cucharadas de salsa HP, 2 puñados de frutos secos variados (avellanas, nueces, piñones, pasas…), canela, ralladura de naranja y/o limón, un chorrito de coñac, mantequilla o aceite, pimienta, sal, caldo de carne

Preparación: Comenzamos dorando la carne salpimentada en una sartén amplia con un buen fondo de aceite o mantequilla. Cuando esté lista, la retiramos de la sartén.

En la misma grasa rehogamos la cebolla y el ajo muy bien picaditos hasta que estén tiernos. Entonces, incorporamos la carne. Añadimos también las salsas, los frutos secos, la especias y un poco más de sal y pimienta. Removemos y dejamos que se rehogue todo un par de minutos.

Entonces, añadimos el coñac y dejamos cocinar la carne a fuego bajo hasta que nos quede una salsa concentrada. Por último, vamos añadiendo poco a poco el caldo de carne suficiente como para que durante una media hora la carne esté cocinándose a fuego medio y termine con una salsa muy reducida.

Mientras tanto forramos el fondo de un molde para tartas con papel de horno y encima colocamos una de las láminas de pasta quebrada. La fijamos bien a la base y paredes del molde dejando que sobresalga un poco por los bordes. Echamos sobre la masa el relleno de carne y cubrimos con la otra lámina. Cerramos el pastel con los bordes sobrantes de la lámina de masa del fondo y pintamos con huevo batido.

Horneamos a unos 200 grados durante 30 minutos, hasta que la masa quede dorada y crujiente.

Imagen: Eismann

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *