Mona de Pascua, ponle mucho color

La mona de Pascua es un dulce típico que se suele tomar el Lunes de Pascua tras el Domingo de Resurrección en las zonas de Cataluña y Levante. La palabra “mona” proviene del árabe “munna”, que significa obsequio. La tradición dice que los padrinos regalan la mona a su ahijado para degustarla en familia ese Lunes de Pascua.

La base de la mona es una masa abizcochada dulce que antaño se solía decorar con un huevo duro. Más tarde empezó a modificarse sustituyendo el huevo de gallina por uno de chocolate. Pero hoy día la mona se ha convertido en un pastel más original y elaborado, decorándolo con chocolates y golosinas de colores que atraen mucho a los niños.

Ingredientes: 1 dl. de aceite de oliva, 200 gr. de azúcar, 200 gr. de harina de trigo, 4 huevos, 1 cucharadita de levadura, 50 gramos de piñones, ralladura de limón, 2 yemas de huevo

Preparación: En un cuenco echamos el azúcar, los huevos y las yemas, una cucharada de leche y la ralladura de limón, y batimos hasta que la masa adquiera consistencia. En este momento le añadimos la harina, mezclada con la levadura, y por último el aceite, y seguimos mezclando la masa durante unos minutos. Vertemos la masa en una fuente de horno y cubrimos la superficie con piñones. Cocemos en el horno a 210 grados durante una media hora. Para decorar podemos poner cremas, nata, huevos de chocolate, golosinas, bombones, glaseados con colorantes, plumas, bengalas, etc

Imagen: Lacocinadepaqui

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *