Moussaka, nutritiva tentación griega

Como comentábamos en el post sobre las verduras de otoño y la berenjena la berenjena se hace más apetecible a los niños si la acompañamos con alimentos apetitosos para ellos. En este caso os proponemos una moussaka griega. Se trata de una especie de lasaña o pastel de berenjenas, enriquecido con carne picada, tomate frito, queso y bechamel, ingredientes que los niños casi nunca rechazan, ya que los asocian a la pasta gratinada.

Ingredientes:

1/2 kg. de berenjenas
400 gr. de carne picada (preferentemente de cordero)
1 cebolla pequeña
4 cucharadas de vino blanco
Un vasito de salsa de tomate
Aceite de oliva
1 cucharada de orégano
50 gr. de queso parmesano rallado
1/2 l. de bechamel

Preparación:

Primero preparamos la berenjena. Las lavamos y las cortarmos sin pelar en rodajas finas. Les añadimos sal y las dejarmos reposar en un colador con un plato que haga peso sobre ellas durante una hora para que suelten el amargor y el picante.

Mientras, pelamos y picamos la cebolla y el tomate. Ponemos aceite en una sartén y sofreímos la cebolla. Cuando esté pochada añadimos la carne picada y removemos con un tenedor. Una vez dorada, añadimos el tomate y el orégano, rectificamos de sal y pimienta y dejamos cocer a fuego lento sobre 30 ó 40 minutos.

Ahora volvemos con las berenjenas. Las secamos con papel de cocina y las freímos en aceite hasta que se doren por los dos lados, pero que no resulten demasiado crujientes. Para eliminar el aceite las escurrimos en papel de cocina. Otra opción es pasarlas por la plancha o meterlas en el microondas para hacer un plato menos graso y ligero.

Para montar la moussaka, engrasamos ligeramente un molde de horno con aceite, espolvoreamos un poco los lados con pan rallado y colocamos una base de rodajas de berenjena, poner encima la carne picada condimentada y encima otra capa de berenjenas. Cubrimos todo con salsa bechamel y gratinamos en el horno a fuego medio de 30 a 45 minutos, hasta que se dore la bechamel. Unos minutos antes de terminar la cocción, espolvoreamos con queso rallado y gratinamos de nuevo.

Servimos en porciones y adornada con un atractivo ramito de orégano fresco o albahaca.

Imagen: Time in the kitchen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *