Mousse de limón

Receta para el veranito o para la primavera que estamos viviendo. Lo sabemos, mousse significa espuma y la textura que necesita este plato para ser denominado como tal no se puede lograr con estos ingredientes, aún así el resultado es excelente.

Ingredientes:

6 limones
1 bote de leche condensada
Medio litro de nata líquida

Preparación:

Exprimimos los limones y cuando tengamos el zumo en un vaso igualamos con la leche condensada. Echamos la misma cantidad de ambos ingredientes en un recipiente.

Usamos la batidora y reservamos el resultado. El aspecto es demencial, es más, se ha cortado la leche con el cítrico pero que no cunda el pánico.

Montamos la nata al máximo. Vamos añadiendo la nata a la mezcla anterior moviendo con un miserable o bien con unas varillas pero se trata de mezclar y no de batir.

Dejamos enfriar y servimos. La opción B es mucho más sencilla que esta. La fórmula es la misma pero no se monta la nata y se mezclan todos los ingredientes a la vez con la ralladura de un limón. Si el sabor del limón nos parece muy fuerte pues echáis uno menos y el plato será excelente.

Es conveniente servirlo en copas o bien en esos recipientes de barro pequeñitos, es muy sabroso pero puede llegar a empachar un poco. Las dosis cortas y frecuentes son nuestro consejo.

Imagen: Mundopostres.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *