Obesidad en los más peques de la casa

La obesidad es un problema entre los más peques de la casa, y aunque cada vez se consumen menos bebidas azucaradas, sigue habiendo cada vez más obesidad. ¿por qué?

Aunque dejar de consumir bebidas azucaradas es el primer paso para perder peso y mejorar el aspecto, un estudio de la Universidad de Sidney demuestra que esto sirve más bien de poco.

Según este estudio, se demuestra que algunos edulcorantes son muy calóricos, por lo que tenemos que disminuir su consumo, optando por otro tipo de bebidas más sanas y naturales, que además de refrescarnos en esta época de calor, nos ayuden a hidratarnos y a conseguir que nuestro organismo absorba todas las vitaminas que necesitamos diariamente.

Muchas personas consumen más cantidad de estos edulcorantes, de la que deberían creyendo que al ser libre de azúcar pueden comer sin restricción. Pero esto puede hacer que aumentemos de peso, ya que algunos alimentos o productos sin azúcar que utilizan edulcorantes de bajas calorías poseen en realidad más calorías y más grasas que las versiones que contienen azúcar.

Hay que tener en cuenta que debemos tener un consumo equilibrado y una dieta correcta, nuestro cuerpo necesita proteínas, azúcares directos de determinados alimentos y que para tener una alimentación correcta, tenemos que corregir nuestros hábitos alimenticios, desde pequeños.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *