Oomuombo, el paraíso de las golosinas

La resaca de los dulces navideños ya ha pasado y el cuerpo nos vuelve a pedir el echarnos algo dulce a la boca. Para que el fin de semana se llene de color y diversión, los niños no pueden dejar de pasarse por Oomuombo, unas tiendas madrileñas de originales y exquisitos caramelos y golosinas.

El nombre de Oomuombo procede del dialecto Umpa Lumpa de los pigmeos que aparecen en Charlie y la Fábrica de Chocolate. Según cuenta esta marca de golosinas, los pigmeos aman las chucherías, las cuales custodian en los oomuombo, que significa colmena, lugar donde almacenan sus dulces.

La tienda es un espacio minimalista, blanco y luminoso. En las paredes hay colgadas unas enormes fotos de gente comiendo chuches. Los caramelos, están repartidos en cajitas, muy bien etiquetadas para que sepas lo que vas a comprar, sobre repisas que crean varias alturas, creando un caleidoscopio de formas, texturas, sabores y colores. Además podemos comprar boles para palomitas, patatas, gelatinas y otras golosinas empaquetadas.

Por sabores, formas y colores que no quede. Si somos unos apasionados regaliz, la fresa o la coca cola puedes encontrar espumas, varias clases de gominolas (dulces, saladas, brillante) y caramelos. Los chocolateadictos no podrán dejar de echar a la bolsa algunos bombones de coco y otras chocolatinas. La extravagancia de Oomuombo está en las golosinas saladas, en las ranas con sabor a violeta, en los bombones rellenos de ponche, en las bolitas de grosella, o en los regalos como las cestas de golosinas en forma de planta, muy socorridas para los cumpleaños.

oomuombo

Aunque el slogan de Oomuombo diga dulces para niños grandes, de hecho los mayores somos tan golosos como los niños, los pequeños disfrutarán con los sabores clásicos o los originales de los caramelos y las golosinas de Oomuombo.

Respecto a la salud, las golosinas no contienen grasas transgénicas, llevan colorantes naturales y no están manipulados genéticamente. Todos los caramelos están hechos sin huevo, y las etiquetas tienen unos símbolos informan sobre cuáles son aptos para los alérgicos al gluten, a los lacteos, a los frutos secos y a la soja. Ah, y antes de terminar, advertiros que los Oomuombo no son caros, salen a 1,80 euros los 100 gramos.

Vía: Oomuombo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *