Palitos de salmón con sésamo crujiente: para niños y no tan niños


No se sabe a ciencia cierta por qué de niños el pescado con forma de pescado no nos gusta. Los palitos, sin embargo, son harina de otro costal y los niños los aceptan sin más cuestionamientos. Estos palitos son de salmón, pero igualemte puedes hacer los tradicionales con merluza o culaquier otro pescado blanco y de carne firme. El crujiente del sésamo añade textura y aporta un sabor extra. Lo bueno, sabe bien.

Ingredientes: 4 filetes de salmón (de al menos dos dedos de grosor), 200 g de harina, 1 cucharadita de sal, pimienta negra recién molida, 2 huevos, aceite de oliva para freír, 150 g de semillas de sésamo (ajonjolí), salsa tártara o kétchup para servir.

Preparación: colocamos los filetes de salmón en una tabla y con un cuchillo afilado los cortamos en bastones de 10 cm de largo y 2 de ancho. Colócalos en un plato y reserva. En un plato hondo, pon la harina con la sal y la pimienta (al gusto) y remover con un tenedor. Casca los huevos en otro plato hondo y bátelos. Por último, en otro plato hondo pon las semillas de sésamo o ajonjolí.

Pasamos los palitos de pescado por la harina, cubriéndolo uniformemente y sacudiendo el exceso, después los pasamos por el huevo batido, dejando escurrir un poco, y por último, los pasamos por las semillas de sésamo.
Calienta el aceite y fríe los palitos de salmón de uno en uno hasta que doren con cuidado de que el sésamo no se queme. Usa pinzas o una espumadera para darles la vuelta. En unos 5 minutos los tendrás. Sácalos a un fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. Retira el papel y sirvelos acompañados de alguna verdura como un ensalada o unas habichuelas verdes al vapor.

Imagen: leitesculinaria

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *