Pan con sabor a pizza, comidas más alegres

Este pan casero con sabor a pizza va a causar furor. Tanto que puede que tengáis que dejar de ir a la panadería porque a partir de ahora los niños os pidan cada día este pan hecho con tomate seco y orégano.

Solo, para canapés, en tostas, como picatostes, rallado… ¡Cuántos usos tiene este pan!

Ingredientes: 500 gr. de harina de fuerza, 25 gr. de levadura fresca, 1 cucharadita de azúcar, 10 gr. de sal, 300 ml. de caldo de pollo, 1 cucharada de aceite de oliva, 250 gr. de tomates secos (en polvo o muy picados), 2 dientes de ajo, orégano, pimienta, aceitunas negras o alcaparras (opcionales)

Preparación: Disolvemos la levadura con el azúcar en un poco de agua tibia y añadimos una pequeña cantidad de harina. Dejamos que esta mezcla se haga espuma.

Unimos las harinas con la sal. Hacemos un hueco en el centro y le añadimos la masa de levadura, el caldo tibio, el aceite, los tomates secos hechos polvo o picados (o mitad y mitad), el ajo machacado, el orégano y la pimienta. Vamos amasando todo desde el centro hacia afuera hasta lograr un bollo liso y elástico. Tapamos y dejamos fermentar durante media hora.

Volvemos a amasar e incorporamos los ingredientes extra como las aceitunas o las alcaparras. Formamos de nuevo un bollo y lo dejamos reposar otra media hora ya en la bandeja del horno. Pasado ese tiempo, horneamos el pan durante unos 15 minutos a 180 grados en el horno precalentado.

Imagen: Schaer

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *