Pannacotta con pulpa de mango al cardamomo


Sabrosa y colorida pannacotta, este rico flan de nata a la italiana (nata cocida es su traducción literal), pero con un toque exótico de cardamomo que nos transporta a la india. El toque frutal lo pone el mango, que también aromatizamos con cardamomo. La pulpa de mango en conserva se en encuentra fácilmente en la zona de comida internacional donde se encuentra de comida latinoamericana.
Ingredientes para la panna cotta: 800 gr. de nata fresca, 125 gr. de azúcar, 1 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla, 6 hojas de gelatina, 6-7 cardamomos. Para la cobertura de mango: 800 g de pulpa de mango en conserva, 1 cucharada de zumo de limón, 7-8 cardamomos, 1 paquete de gelatina en polvo, 12 cucharadas de agua fría, pistachos picados para guarnecer.

Preparación: comenzamos haciendo la pannacotta; para ello, en un cazo ponemos la nata con el azúcar, la vainilla de vainilla abierta a la mitad, y los cardamomos que aplastamos con la mano para que suelten más su sabor (mejor ponerlos en una bola de las usamos para infusionar té). Calentamos todo a fuego lento en una olla antiadherente, moviendo de cuando en cuando. Una vez que ha espesado un poco retiramos la vaina de vainilla y las semillas de cardamomo. Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría, las escurrimos muy bien estrujándolas entre las manos, y las añadimos a la nata que habremos apartado del fuego. Removemos hasta que quede totalmente disuelta. Vertemos sobre vasitos individuales dejando espacio (mucho o poco, como más nos guste) para la cobertura de mango. Tapamos con papel tranparente y dejamos cuajando en el frigorífico.

Mientras tanto hacemos la crema de mango, para lo que mezclamos el limón con agua en un cuenco mediano. Espolvoreamos la gelatina en polvo por encima y dejamos reposar 5-10 minutos. Calentamos la pulpa de mango ligeramente a fuego no muy intenso. Apartamos del fuego, quitamos las semillas de las vainas de los cardamomos y las añadimos a la pulpa; mezclamos bien.

Vertemos la pulpa sobre la mezcla de gelatina y mezclamos hasta que se disuelva bien. Sacamos los vasitos de pannacotta del frigorífico, ponemos la cantidad deseada de pulpa de mango, tapamos de nuevo, y dejamos cuajar durante al menos 2 horas, aunque mejor hacer todo la víspera. Servimos con pistachos molidos por encima.
´
Foto: slashgirls

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *