Paquetitos hojaldrados de mortadela y queso

Este entrante es un ejemplo de cómo dos ingredientes la mar de comunes en nuestras neveras se pueden convertir en un plato de lujo sencillo y original. La realización de la receta no tiene misterios, sin embargo la presentación en paquetillos de pasta hojaldrada rellena es muy llamativa. Es un gustazo tener delante un hojaldrillo caliente, crujiente, y que al partirlo brote un queso fundido y cremoso.

Ingredientes por paquetito: 2 láminas de pasta filo o brick, 1 loncha de mortadela de Bologna, 25 gr. de queso fundente o cremoso (Emmental, Gouda, Brie, Torta de la Serena…), aceitunas negras, aceite de oliva

Preparación: Extendemos las láminas de pasta filo recién sacadas de su envase, que debe haber estado refrigerado. Aparte, ponemos el queso y unas cuantas aceitunas laminadas sobre el centro de una loncha de mortadela para envolverlo. A su vez, empaquetamos la mortadela rellena de queso con las dos hojas superpuestas de pasta filo. Si sobra pasta puedes recortarla.

En una bandeja de horno con papel antiadherente pincelamos con un poco de aceite. Disponemos los hatillos con los dobleces mirando hacia abajo y los untamos con un poco más de aceite. Horneamos a 180 grados durante unos 20-30 minutos hasta que se doren.

Imagen: Aequilibrium

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *