Pasta al cheddar con pollo y frutas

Cuando comes pasta, ¿la sueles tomar como plato único? Si lo haces, procura equilibrar los hidratos de la pasta con los ingredientes que le añades. Por ejemplo, esta receta incorpora pollo y frutas como la manzana y los arándanos. El resultado es una pasta suave y agridulce, con una aterciopelada salsa de leche evaporada.

Ingredientes: 500 gr. de pechuga de pollo, 2 cebolletas, 2 manzanas verdes, 375 ml. de leche evaporada, un puñado de arándanos secos, 200 gr. de queso cheddar rallado, aceite, nuez moscada, pimienta y sal

Preparación: Comenzamos cortando la pechuga en tiritas y las salteamos en una sartén con aceite y un poco de sal y pimienta hasta que se doren.

Aparte, rehogamos también las cebolletas a rodajitas. Partimos las manzanas a rodajas y las salteamos en la misma sartén de las cebolletas una vez que estás estén listas y pasadas a un plato. Cuando la manzana esté dorada y algo tierna, añadimos nuez moscada y un poco de sal y pimienta. Después añadimos la leche evaporada y los arándanos. Reducimos la salsa a fuego lento.

Mientras tanto, en una olla grande con abundante agua hirviendo con sal, cocemos la pasta durante el tiempo indicado en el envase. La escurrimos una vez cocida al dente.

Entonces, la mezclamos en una sartén con el pollo, la cebolleta y la salsa de manzanas. Añadimos el queso y mezclamos en una olla para calentar la salsa y fundir un poco el queso.

Imagen: Dairygoodness

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *