Pastel de cabracho, un entrante frío

El cabracho es un pescado de color asalmonado de carne firme y un sabor ligeramente a marisco y a pescado de roca, similar al salmonete. Preparado en forma de pastel, obtenemos un aperitivo o primero frío que se sirve con tostas y acompañado de alguna salsa como la mayonesa. También podemos incluirlo en ensaladas.

Es importante darlo a los niños limpio de espinas, ya que el cabracho contiene muchas y pequeñas.

Ingredientes: 800 grs. de cabracho en limpio, 7 huevos, 250 grs. de nata líquida, 200 grs. de salsa de tomate frito, zumo de un limón, verduras para caldo (zanahoria, puerro, cebolla…), sal y pimienta

Preparación: Cocemos el pescado durante 10 minutos en agua con sal y con algunas verduras para caldo. Una vez cocido, lo limpiamos a conciencia de piel y espinas y lo desmigamos. Ahora lo mezclamos con la nata, los huevos batidos, la salsa de tomate, el zumo de limón y una pizca de sal y de pimienta. Si queremos un pastel muy fino, trituramos la masa.

Echamos la mezcla en un molde alargado cubierto con papel para horno. Introducimos el molde en el horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 45 minutos hasta que se cuaje. Una vez frío, lo desmoldamos y lo servimos acompañado de alguna salsa, como la rosa o la mayonesa.

Imagen: Quecocino

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *