Pastel de ensaladilla, un primero con sustancia

Con este pastel de ensaladilla los niños pueden disfrutar de un plato completo y socorrido ya que puede ponerse, según sirvamos más o menos, tanto como aperitivo, como primer plato en un almuerzo o como plato único para una cena más ligera.

La forma de tarta que tiene esta receta con verduras, fiambre y pescado y su versatilidad para adornarlo de un modo divertido hará que los niños se lancen a por este pastel.

Ingredientes: Un paquete grande de pan de molde sin corteza, salsa de tomate, 2 latitas de atún, 3 lonchas de jamón de york, 16 palitos de de mar, gambitas cocidas, 2 huevos duros, 2 cogollitos de lechuga, mahonesa

Preparación:

Picamos el jamón de york, los palitos de mar (reservamos algunos para decorar), la lechuga, y las gambitas.
Ponemos tres cucharadas soperas de mahonesa, mezclamos y reservamos.
Mezclamos el tomate con el atún y reservamos.
En un molde desmontable ponemos una capa de pan procurando cubrir los bordes y sobre esta extendemos la mezcla de tomate y atún.
Ponemos una segunda capa de pan, y sobre ella extendemos la mezcla del jamón.
Cubrimos de nuevo con pan, desmoldamos, y cubrimos todo el pastel con mahonesa.
Rayamos los dos huevos duros sobre la superficie, y adornamos con palitos de cangrejo, aceitunas, ketchup, pepinillos u otros ingredientes que gusten a nuestros niños. Podemos crear incluso dibujos o mensajes según la ocasión para la que vayamos a servir el pastel (“felicidades” si es un cumpleaños, “felices fiestas” si es en Navidad…, etc.) Dejamos en el frigorífico hasta la hora de servir.

Vía: La cocina de Mesilda

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *