Pastel de espinacas congeladas y… ¿qué más?

Ingredientes

  • 500 gr. de espinacas congeladas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolleta
  • 4 huevos
  • 250 gr. de nata líquida para montar
  • 175 ml. de leche
  • aceite de oliva
  • pimienta y sal
  • 150 gr. del ingrediente extra

El pastel simplemente de espinacas nunca lo habíamos hecho en Recetín. Uno llevaba queso y otro hojaldre y huevos cocidos. Esta vez lo haremos con espinacas congeladas, con las que ahorraremos más tiempo. Si lo quieres enriquecer, prueba a ponerle al pastel gambas, atún, carne picada, patata…

Preparación: 1. Primeramente hervimos las espinacas en agua salada hasta que estén tiernas. Seguidamente las escurrimos y las dejamos enfriar.

2. En una sartén ponemos un fondo de aceite y rehogamos la cebolleta y los ajos bien picaditos. Los sofreímos hasta que tomen color y estén tiernos. Agregamos las espinacas, rectificamos de sal y pimeinta y dejamos que se rehoguen unos minutos para que se pongan más suaves.

3. Cocinamos el ingrediente extra por separado.

4. En un bol amplio batimos los huevos, añadimos la nata y leche, salamos ligeramente y removemos. Añadimos las espinacas y el ingrediente preparado y mezclamos bien.

5. Vertemos la mezcla sobre un molde cubierto de papel de horno, lo tapamos con papel de aluminio y lo colocamos dentro de una bandeja que contenga dos dedos de agua. Cocinamos el pastel en el horno precalentado a 170 grados al baño María durante 1 hora y media aproximadamente. Si es necesario, añadimos más agua a la bandeja durante la cocción. Lo dejamos enfriar fuera del horno.

Imagen: 4shared

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *