Pastel de reno para Navidad

Ingredientes

  • Para 6 personas
  • 225 gr de margarina Tulipán
  • 225 gr de azúcar glass
  • 4 huevos medianos
  • 40 gr de cacao en polvo
  • 4-5 cucharadas de agua caliente
  • 123 gr de harina de trigo tamizada
  • 123 gr de harina fina de maíz Maizena tamizada
  • Para la cobertura de chocolate:
  • 175 gr de margarina Tulipán
  • 325 gr de azúcar glass
  • 25 gr de cacao en polvo
  • Una cucharadita de leche
  • Para decorar:
  • 150 gr de trocitos de chocolate negro
  • 1 dulce rojo
  • Glaseado blanco preparado

Saca este pastel a tu mesa navideña…¡y harás las delicias de toda la familia!

Preparación

Ponemos la margarina Tulipán junto con el azúcar en un cuenco y lo batimos todo hasta que la mezcla quede fina y esponjosa. Integramos los huevos de uno en uno y, seguidamente, la mezcla de cacao.
Mezclamos las harinas y colocamos la mezcla en dos moldes de 18 cm profundos, engrasados y con el fondo forrado de papel. Alisamos la parte de arriba.

Ponemos a precalentar el horno y horneamos a 180 °C en la posición media, durante 45-55 minutos. Sácalas y déjalos enfriar en la rejilla.

Los pasamos de los moldes a la rejilla para que se enfríen completamente.

Extendemos un poco de glaseado blanco preparado, y recortamos dos círculos para hacer los ojos. Lo dejamos reservado. Reservamos también 8 trocitos de chocolate para decorar la cara de nuestro reno y fundimos el resto. Utilizamos un poco del chocolate fundido para hacer las pupilas en el centro de cada ojo y esperamos a que se asienten.

Extendemos una capa de papel de horno sobre una plantilla de los cuernos que habremos hecho previamente. Extendemos el resto del chocolate fundido con una espátula para formar los cuernos y lo dejamos enfriar en el frigorífico para que todo se asiente.

Ahora le llega el turno a la cobertura, para ello, batimos la margarina Tulipán con la mantequilla, el azúcar glass y el cacao en polvo hasta que todo quede bien integrado.

Para montarlo, si vemos que los bizcochos están abombados, cortamos la parte superior y la allanamos. Ponemos un bizcocho encima del otro con una capa de cobertura de chocolate entre medias. Recubrimos los laterales y la parte superior con el resto de la cobertura ayudándonos de una espátula.

Colocamos el dulce de color rojo en la posición de la nariz del reno, y presionamos ligeramente los ojos sobre la cobertura. Añadimos los trocitos de chocolate que hemos dejado reservados a los lados de la cara del reno.

Finalmente, sacamos los cuernos del frigorífico y utilizamos una espátula para hacer dos cortes en la parte superior de la tarta. Los colocamos cuidadosamente para que no se rompan.

¡A disfrutarla!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *