Pastela de pollo, muy especiada

La pastela de pollo es un plato marroquí exquisito. Seguro que te sorprende gracias a la textura crujiente de la pasta y al sabor a especias de su relleno de pollo.

Si prefieres servir la pastela como aperitivo, puedes hacer bocaditos pequeños cortando la pasta y ponerla a modo de buffet.

Ingredientes: 10 láminas de pasta filo, 2 pechugas de pollo, 1 cebolleta, 100 gr. de almendras laminadas, 200 ml. de caldo de pollo, 1 cucharada de miel, pimienta, cilantro fresco, una pizca de jengibre rallado, comino, canela, 4 cucharadas de mantequilla

Preparación: Comenzamos picando muy bien las pechugas de pollo y las salpimentamos.

En una sartén rehogamos la cebolleta bien picada con un poco de sal y aceite. En la misma sartén rehogamos el pollo unos minutos y a continuación añadimos el caldo. Cocemos a fuego lento hasta que el pollo esté tierno y el caldo se haya consumido. Añadimos entonces las especias y apartamos.

Por otro lado tostamos ligeramente las almendras en una sartén y las añadimos al pollo.

Extendemos 5 láminas de pasta filo y las vamos poniendo sobre una bandeja de horno forrada de papel antiadherente. Con ayuda de la mantequilla fundida y un pincel, pintamos 5 hojas de pasta y las pegamos entre ellas para hacer la base de la pastela. Añadimos el relleno de pollo dejando libres los bordes y ponemos el resto de hojas de pasta encima.

Doblamos los bordes de la pastela y la horneamos hasta que esté dorada a una temperatura de 180 grados.

Imagen: Elconfidencial

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *