Pastelitos de panacotta de naranja

La panacotta es una especie de flan de nata y gelatina muy suave tanto en textura como en sabor. En lugar de tomarla sola, vamos a elaborar con ella unos riquísimos pasteles a base de bizcocho y relleno de panacotta de naranja.

Ingredientes: 3 bases de bizcocho, 1 litro de nata líquida, 10 hojas de gelatina, mermelada de naranja, azúcar, naranjas de zumo

Preparación:

Comenzamos preparando por separado un almíbar a base de agua, zumo de naranja y azúcar. Con este almíbar emborrachamos las bases de bizcocho y las dejamos en el congelador un rato.

Mientras tanto ponemos la nata con 4 cucharadas de azúcar en un cazo y dejamos calentar a fuego medio removiendo para que no se pegue, antes de que comienze a hervir, retiramos del fuego y mezclamos con algunas cucharadas de una buena mermelada de naranja y las otras siete hojas de gelatina hidratadas restantes. Dejamos que espese.

A continuación preparamos la gelatina de naranja que cubrirá la parte superior del bizcocho. Mezclamos un vaso de zumo de naranja templado con tres hojas de gelatina hidratadas en agua fría y dejamos un reposar rato hasta que observemos que va espesando.

Para montar el pastel sacamos el bizcocho del congelador y lo ponemos sobre un molde rectangular. Sobre una base esparcimos panacotta, que debe estar cuajando pero aún líquida. Metemos en el congelador un rato y volvemos a repetir la operación con el otro piso de bizcocho y panacotta. Por último decoramos con rodajas de naranja y rociamos con la gelatina de zumo. Dejamos en el frigorífico hasta que todos los ingredientes estén firmes y el pastel esté compacto y listo para cortar en porciones.

Imagen: Erlenbacher

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *