Patata asada rellena de queso Philadelphia

Me encanta la patata ya sea frita, cocida o asada, para eliminar el exceso de grasa en nuestra dieta diaria, hoy la vamos a preparar de una forma muy sana y sin nada de aceite, ya que aprovecharemos el jugo de la patata asada.

Preparación

Empezamos preparando las patatas para asarlas al horno. Para ello, las lavamos y no les quitamos la piel. Las ponemos en una rejilla de horno en la que habremos preparado un papel de horno para no manchar nada. Ponemos a precalentar el horno a 180 grados, y cuando esté caliente, las ponemos a hornear durante 45 minutos/ 1 hora.

Una vez pasado este tiempo y cuando notamos que la patata está lista, le abrimos una sutil tapa en la parte superior, para sacar poco a poco la carne. Una vez la tenemos vacía, dejamos toda la carne de la patata en un bol, y le añadimos dos cucharadas de aceite de oliva, un poco de pimienta y sal. Removemos todo y dejamos reposar.

En una sartén ponemos los taquitos de bacon a freir con solo una cucharada de aceite, ya que vamos a aprovechar la grasa natural del bacon. Y una vez los tengamos fritos, los escurrimos con un papel absorvente y los dejamos listos.

Ahora rellenamos cada una de las patatas con la carne de la patata. Una vez las tenemos rellenas, con la ayuda de una cuchara, le ponemos una buena capa de queso Philadephia, y sobre él, los taquitos de bacon.

Si vemos que la patata se ha quedado algo fría, aprovecharemos el calor del horno para meterla un par de minutos y que el queso se derrita con la carne de la patata. Por último, decoramos con cebollino.

¡Están buenísimas!

En Recetin: Caprichos de patata al horno

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *