Patatas gratinadas con queso gruyere y tomillo

Ingredientes

  • Para 4 personas
  • 4 patatas grandes
  • Media cebolla
  • 125 ml de nata líquida
  • Mantequilla para engrasar el recipiente
  • Un poco de nuez moscada
  • Pimienta negra
  • 1 diente de ajo bien picado
  • Sal maldon
  • Tomillo fresco
  • 250 gr de queso gruyere rallado

¡Nos encantan las patatas al horno! En estas fiestas para acompañar la cena de mañana, vamos a darle un toque muy especial a unas patatas asadas que vienen con una deliciosa salsa de queso gruyere y tomillo. Son perfectas para acompañarlas con una buena carne o con un pescado, y quedan muy tiernas, con mucho sabor y deliciosas.

Preparación

Pela las patatas y con ayuda de un cortador, córtalas en rodajas muy finas. Corta la cebolla en juliana, también muy fina. Sala todo con la sal maldon

Escoge un molde rectangular y engrásalo con mantequilla. Empieza a poner en el interior del molde las patatas con la cebolla, bien esparcido todo.

En un cazo, pon a calentar la nata con un poco de pimienta negra, nuez moscada, el ajo bien picado y el tomillo. Cuando la nata empieza a hervir, añade la mitad del queso Gruyere rallado y deja que se mezcle bien con la nata.

Vierte la mezcla de la crema que hemos preparado sobre las capas de patata, dejando que entre bien por todos los rincones y que se empapen perfectamente. Cubre con el resto de queso gruyere y pon encima un poco de tomillo y nuez moscada.

Cubre con papel de aluminio el molde, y hornea durante unos 20 minutos a 200 grados, habiendo precalentado antes el horno. Están listas cuando las patatas estén bien doradas.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *