Paté de hígado de cerdo casero, ¿con qué lo tomarás?

Una de las mayores ilusiones de volver a casa por las tardes después del cole era comerme mi bocata de paté. El paté de hígado es rico en hierro y proteínas, pero también en grasas, por lo que no conviene abusar. Eso sí, moviendo un poco cuerpo y mente que es lo que los niños deben de hacer no hay problema.

El paté no sólo se toma en canapés o bocadillos. Podemos mezclarlo con otros ingredientes como el queso o la mantequilla y hacer untables propios. Servirlo con las carnes o en cremas para la pasta o arroces.

Ingredientes: 1 Kg. de hígado de cerdo, 1/2 Kg. de tocino fresco, 1/2 barra de manteca de cerdo, un vaso de brandy, pimienta negra molida, laurel, sal, dos clavos

Preparación: Partimos el higado en cuadraditos, así como el tocino. En una olla embadurnada con manteca echamos todos los ingredientes. Dejamos macerar todo unas 24 horas. Al día siguiente ponemos la olla al baño María unas 3 o 4 horas. Una vez que tengamos el preparado se le retira el laurel y los clavos y se bate bien con la batidora. Untamos de nuevo el recipiente en el que vayamos a conservar el paté con manteca y lo guardamos en la nevera.

Imagen: Apoloybaco, Magnolia

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *