Pavo relleno con picadillo de chorizo

Ingredientes

  • 1 pavo limpio de vísceras y plumas
  • 2 cebollas dulces
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 vaso de brandy o coñac
  • 2 vasos de vino blanco
  • 1/2 barra de pan del día anterior
  • 1-2 chorizos (según tamaño)
  • 250 gr. de jamón serrano a taquitos
  • 1 lata de aceitunas verdes
  • 4 huevos duros
  • una copita de vino dulce u oloroso
  • aceite
  • pimienta
  • sal

Si eres de los que mantienes las tradiciones en Navidad, ya debes de ir pensando en cómo rellenar el pavo de Nochebuena. Te proponemos una receta que lleva chorizo, jamón y unos cuantos ingredientes más que hacen muy sabrosa y suculenta a esta farsa. Guíate también por las instrucciones del preparado y asado del pavo para que te salga jugoso y bien hecho.

Preparación:

1. Una vez limpio y seco el pavo, lo salpientamos por dentro y por fuera. También lo bañamos con vino. Un truco que da muy buen resultado con las carnes asadas, es inyectar en toda la pieza el vino o un poco de caldo con una jeringuilla, practicando varios pinchazos.

2. Mientras el pavo reposa, preparamos el relleno. Cortamos el pan a trocitos y los freímos en aceite hasta que se doren ligeramente. Machacamos en poco el pan y lo rociamos con un vasito de vino dulce. Reservamos.

3. Cortamos una de las cebollas en juliana bien fina y la rehogamos en aceite hasta que esté dorada y tierna. La unimos al pan.

4. Rehogamos un poco el chorizo picado en ese mismo aceite de la cebolla y en el último momento añadimos el jamón, también picado. Agregamos este picadillo a la masa de pan y cebolla.

5. Picamos los huevos cocidos y las aceitunas, por separado, y lo agregamos también al relleno. Salpimentamos un poco la farsa y la introducimos en el pavo, apretando bien y procurando que no se salga al cerrarlo. Atamos bien el pavo por sus dos extremos con hilo. Podemos taponarlo con trozos de limón o cebolla.

6. Ponemos una buena cantidad de aceite en una cacerola y doramos el pavo a fuego medio por ambos lados. Este proceso nos permite sellar la carne para que no pierda posteriormente jugos en el horneado.

7. Trasladamos el pavo con estos jugos a una fuente de horno, le añadimos también los ajos sin pelar y la cebolla cuarteada. Horneamos el pavo a unos 180-200 grados durante un par de horas. Iremos añadiendo vino y coñac para que no se seque. Durante la primera hora es mejor tapar la bandeja con papel de aluminio para que le pavo se cocine bien sin dorarse demasiado. Después, retiramos el papel para que el pavo se tueste y quede crujiente por fuera. De todas formas, es bueno ir echándole un ojo al pavo para regular la temperatura del horno e ir regando el ave con el coñac y/o el vino y sus propios jugos de cocción. También podemos poner un bol con agua en la base del horno para que cree humedad.

8. Listo el pavo, lo trinchamos, servimos con el relleno y salseamos con el jugo de cocción, que podemos triturarlo con la cebolla y colarlo.

Imagen: Mirror

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *