Pechugas de pollo gratinadas

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo sin piel ni huesos
  • 1 berenjena
  • calabacín o patata grande
  • 200 gr. de champiñones
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 50 gr. de queso rallado para fundir
  • 1 vaso de bechamel o de salsa de tomate
  • cebolleta picada
  • albahaca fresca
  • caldo de pollo
  • pimienta
  • aceite y sal

Con la pechuga de pollo tenemos mucho ganado a la hora de que los niños consuman carne. Son limpias, tiernas y libres de huesos y pieles. Si ya van gratinadas, mucho mejor. El queso fundido y tostado es uno de las preferencias culinarias de los peques. Para enriquecer aún más el plato, hemos introducido unas verduras entre el gratinado.

Preparación: 1. Pelamos y cortamos la hortaliza elegida en rodajas finas y la rehogamos en una sartén con aceite y sal hasta que esté tierna. Hacemos lo mismo con los champiñones.

2. Hervimos las pechugas en agua o caldo con sal y pimienta hasta que se cocinen bien. Después, las doramos ligeramente en una sartén con aceite por ambos lados y salpimentadas de nuevo.

3. Ponemos las pechugas en una fuente de horno y las cubrimos con la verdura, la albahaca y un poco de cebolleta picada. Tapamos con la bechamel o la salsa de tomate y el queso rallado mezclado con el pan y gratinamos hasta que se dore la superficie.

Imagen: Demimama

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Un comentario

  1. muy facil!!! eh aqui un plato con un montn de nutrientes que con dos variaciones ,mas suave con salsa de tomate por si guardamos la linea, o bechamel , estas ides son ls que nos gustan y la variacion de la patata otra gran idea,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *