Pescaditos de merluza rebozados al queso

Con la forma de pececillos que tienen estas croquetas, los niños estarán más dispuestos a sentarse a la mesa para comer pescado. Podéis usar cualquier pescado carnoso y que no presente demasiadas espinas para poder limpiarlo bien. Merluza, bacalao, abadejo, rape, mero, rosada… Todos valen. Una vez hechos los pececitos, debemos darles vida adornándolos con sus ojitos y la boca, por ejemplo. Podemos emplear guisantes, caviar o un trocito de aceituna para hacer el ojo. Para la boca, usa una tirita de cebollino, un hilito de salsa o alguna verdura cortada en una juliana muy fina.

Ingredientes: 1 kg. de lomos limpios de merluza (u otro pescado blanco), 1 hoja de laurel
2 yemas de huevo, 50 gr. de queso rallado, pimienta, sal, pan rallado, huevos y aceite

Preparación: Comenzamos cociendo el pescado cubierto con agua, y aderezado con sal y laurel. Lo dejaremos lo justo para que blanquee y se enternezca, para que quede firme y no recocido.

Una vez cocinado el pescado, lo desmenuzamos con un un tenedor, agregamos las 2 yemas, el queso rallado, y otro poco de sal y pimienta. Moldeamos esta pasta y si lo vemos necesario añadimos un poco más de queso
para hacerla más consistente.

Con las manos formamos unas croquetas, las aplastamos y en un extremo apretamos para darles forma de pescadito, simulando la cola. Si no, podemos extender la masa con forma rectangular y cortarla con moldes de galleta.

Pasamos las croquetas por el huevo y el pan rallado y las freímos en aceite caliente hasta que el rebozado se dore y esté crujiente por ambos lados.

Imagen: Glu-fri

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *