Pestiños con bolitas de colores

Ingredientes

  • 500 g de miel
  • 1 vaso de agua
  • 1 la misma medida de aceite
  • 1 la misma medida de vino blanco
  • 2 cucharadas de semillas de matalahúva (anís en grano)
  • cáscara de naranja y limón
  • 700 grs de harina (o más si quedara la masa muy suelta)
  • un pellizco de sal
  • Bolitas de colores (de azúcar)

Los pestiños, junto con las torrijas, suelen hacerse en muchos puntos de España por Cuaresma y Semana Santa. En muchos lugares se espolvorean con canela y azúcar, mientras que en otros se bañan en una mezcla de miel rebajada con agua (proceso que se conoce con el nombre “melar” los pestiños). Para darle un toque de color y un punto crujiente, también se suelen añadir bolitas de colores, que les dan una vistosidad adicional.

Preparación:

Comenzamos haciendo la mezcla con la que melaremos los pestiños. Para ellos ponemos en un cazo la miel con el agua y removemos hasta que se haga un sirope. Reservamos.

Calentamos el aceite en una sartén y añadimos la cáscara de naranja y limón; apartamos y echamos la matalahúva, con cuidado que no se queme y no amargue.

En una cuenco grande o ensaladera, ponemos la harina con la sal, y vertemos el vino. Removemos bien y añadimos el aceite colado que habíamos infusionado con las cáscaras de naranja y limón, y la matalahúva. Añadimos un poco más de matalahúva sin freír. Amasamos bien hasta que la masa se despegue de los bordes y la podamos hacer una bola (añade más harina si fuera necesario); extendemos la masa resultante en la superficie de trabajo ligeramente enharinada.

Hacemos bolas del tamaño de una pelota de ping-pong. Con ayuda de un rodillo de cocina, extendemos en la superficie las bolas hasta que tienen una forma más o menos ovalada. La masa debe quedar muy fina. Despegamos la masa y unimos dos de los extremos para dar la forma de lazo propia de los pestiños.

Ponemos a calentar el aceite; freímos los pestiños cuando esté bien caliente. Cuando doren, los dejamos sobre papel absorbente. Pasamos los pestilos a una fuente y los melamos, es decir, vertemos la mezcla de miel y agua por encima. Dejamos reposar como media hora y espolvoreamos con las bolitas de colores.

Imagen: recetaslibres
Fuente: mi amiga Carmen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!