Pesto de brócoli romanesco

Vamos a preparar una especie pesto con una de las verduras más bonitas que podemos encontrar en el mercado: el brócoli romano.

Este pesto podéis utilizarlo en vuestras tostas, para acompañar platos de arroz o de pasta e incluso para dar un poco de alegría a carnes y pescados a la plancha.

¿Os animáis a probarlo? Si no tenéis brócoli romano no dudéis en sustituirlo por el brócoli tradicional. Obtendréis una crema de color intenso que estará también deliciosa.

Pesto de brócoli romanesco
Un pesto diferente y fácil de preparar. Perfecto para vuestros platos de pasta, arroz, para untar en tostas…
Autor:
Cocina: Italiana
Tipo de receta: Verduras
Raciones: 6
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 300 g de brócoli romano
  • 30 g de parmesano
  • 30 g de nueces
  • 10 g de piñones
  • 10 g de perejil
  • 70 g de aceite de oliva virgen extra
Preparación
  1. Troceamos el brócoli y lo lavamos.
  2. Lo cocinamos en agua hirviendo.
  3. Una vez cocido lo sacamos del agua y lo ponemos en un bol de agua fría para cortar la cocción.
  4. Tras un minuto lo sacamos, lo escurrimos y lo ponemos en nuestro vaso para triturar. Ponemos ahí también el parmesano, las nueces, los piñones y el perejil.
  5. Lo trituramos.
  6. Incorporamos el aceite y la sal que consideremos necesaria. Trituramos de nuevo.
  7. Lo ponemos en un tarro o en un bol si lo vamos a consumir inmediatamente.
Notas
Si queréis que sea menos calórico podéis sustituir los 70 g de aceite por 30 g de aceite y 40 g de agua. No será un pesto pero estará también muy bueno.
Información nutricional por ración
Calorías: 186

Más información – Tostas de escabeche de pollo y rúcula


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: