Pesto de rúcula ¿Qué acompañarías con él?


El pesto tradicional genovés, esa deliciosa salsa verde de albahaca, piñones y parmesano, está sujeto a cambios como toda receta que se preste (véase la receta de pesto de espinacas). ¿Por qué no hacerlo con otro ingrediente tan italiano como la rúcula? Podría quedar rico y sin duda tendría toda la gracia de esta hierba ligeramente picante que a mi me sabe a rabanitos. ¿Alguna variante más conocéis con otras hierbas?

Ingredientes: 180 g de rúcula, 125 ml. de aceite de oliva virgen extra, 8 cucharadas de parmesano rallado, 2 dientes de ajo, 50 g de piñones, un pellizco de sal.

Preparación: tan fácil como triturar todos los ingredientes hasta la obtención de una pasta homogénea. Previamente, habremos pelado los ajos, lavado la rúcula y secado muy bien (mejor si tenemos una centrifugadora). El parmesano es mejor si lo rallamos en casa, por aquello de la oxidación, y los piñones, mejor que sean frescos. Si llevaran un tiempo en casa, los podemos tostar levemente en una sartén o en el horno sin nada de aceite y recobrarán su aroma.

Esta salsa es ideal para acompañar pastas, para poner unas cucharaditas en una sopa de verduras, como salsa para acompañar una carne, con unas patatas hervidas, o para untar en panes como base de un bocata o sandwich. Se conserva bien un par de días en el frigorífico en un bote hermético.

Imagen y adaptación: hungrycravings

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *