Pizza de pisto casera, nuestro primer vídeo para Gas Natural

Ingredientes

  • Para 4 personas
  • 1 masa de pizza fresca
  • 500 gr de tomate triturado
  • 2 tomates naturales
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Unas hojas de albahaca
  • Unos taquitos de queso manchego

Hoy os traigo un post que es muy especial para mi, y es que se trata de la última colaboración que he hecho de la mano de Gas Natural, un vídeo en el que os doy una receta que me encanta preparar cuando viene gente a casa, una pizza de pisto casera que está deliciosa.

¡Éste fue el resultado final de la grabación!

Sin duda pasé una tarde inolvidable, unas horas de rodaje que fueron más que perfectas, y donde me sentí como pez en el agua cocinando. Gracias a que todo el equipo se portó estupendamente conmigo, pude preparar una deliciosa pizza de pisto casero que fue la delicia y que desapareció en pocos minutos…. ¡Estaba riquísima! Os dejo con unas cuántas fotos para que veáis lo bien que lo pasé…

¿Quieres saber cómo prepararla?

Lo primero que hacemos, tal y como os muestro en el vídeo, es pelar el calabacín, y lo troceamos dejándolo reservado en un recipiente. A continuación lavamos los tomates y los partimos en daditos, al igual que el calabacín. Hacemos lo mismo con la cebolla y el ajo.

Preparamos una sartén con un poco de aceite de oliva, dejamos que se caliente al fuego y añadimos la cebolla y el ajo troceado. Dejamos que se dore y agregamos el tomate triturado y el tomate natural en taquitos.

Dejamos que todo se cocine durante unos 5 minutos, corregimos de sal y añadimos el calabacín en taquitos, dejando que todo se cocine durante unos 15 minutos más.

Ponemos a precalentar el horno a 180 grados.

Pasado ese tiempo, le ponemos las hojas de albahaca a la salsa de pisto y retiramos del fuego.

Estiramos la base de pizza sobre la encimera de la cocina y ponemos sobre ella la salsa de pisto bien repartida en toda la masa.

Ponemos sobre la salsa los taquitos de queso manchego y rompemos un huevo. Hacemos la pizza en el horno a 180 grados durante unos 10 minutos.

Y lista para comer.

Y la pizza……. ¡Quedó así!

Y ahora me diréis… ¿Y por qué ésta colaboración con Gas Natural?

Desde siempre me ha gustado la cocina de toda la vida, la de cocinar con fogones, aprovechas mucho más el sabor de lo que cocinas, y controlas el fuego en todo momento. Además, permite que la cocina sea más sabrosa y conserva la calidad de los alimentos. A mi me recuerda a cuando era pequeña y mi abuela se metía en la cocina a cocinar horas y horas, con el sabor de las recetas de toda la vida.

Gas Natural nos proporciona calor inmediatamente y de forma constante, y con este tipo de recetas que van al horno, mucho más, que este tipo de recetas como la pizza de pisto, al estar cocinadas en horno de Gas Natural, saben de otra forma, te recuerda a las recetas de la abuela, las de toda la vida, ya que desprende vapor de agua y crea una atmósfera húmeda dentro del horno, lo que facilita que los alimentos no se resequen.

Sin duda todo un descubrimiento, así que espero que la receta os guste tanto como me gustó cocinarla.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *