Pollo a la mandarina, aromático y agridulce

Aprovecharemos la calidad de las mandarinas que hay en el mercado en estas fechas para hacer un plato agridulce de pollo, una de las carnes preferidas de los niños. El resultado es una carne tierna y sabrosa, impregnada del aroma de la salsa de mandarina, ideal para hacer barquitos. Yo completaría este plato con una guarnición muy simple de pasta o arroz hervido, para no matar la gracia del plato, que es el sabor a cítrico.

Ingredientes: 3 pechugas de pollo, 200 ml. de zumo natural de mandarina (con la menor cantidad de pulpa posible), una pizca de jengibre rallado, 100 ml. de leche evaporada, 1 mandarina (ralladura de su piel y gajos), harina, mantequilla y sal

Preparación: Comenzamos salando las pechugas de pollo (podemos hacerlas mitades sin son muy gruesas) y las enharinamos ligeramente. Las freímos en una sartén con mantequilla fundida hasta dorarlas levemente por ambos lados. Añadimos el jugo de mandarina y el jengibre sobre el pollo y dejamos cocinar a fuego lento hasta que veamos que el pollo está tierno. Si es necesario para cocer el pollo, añadimos agua o más zumo. Unos 5 minutos antes de apartar el pollo añadimos la leche evaporada, la ralladura y los gajos de mandarina.

Vía: Nosotros2

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *