Pollo a la naranja

La naranja no solamente se adapta a los postres y pasteles sino que preparada en platos salados como las ensaladas o la carne y pescados les aporta un delicioso toque agridulce. Esta vez nos hemos acordado del famoso pato a la naranja, aunque en nuestra receta lo vamos a sustituir por pollo, más delicado en sabor y de carne más tierna para los niños.

Ingredientes: Pollo troceado o pechugas, 1 cebolla, 300 ml de zumo de naranja, 2 naranjas, 1 diente de ajo, hierbas provenzales, sal, aceite y pimienta.

Prepración:

Limpiamos el pollo y lo troceamos. Lo introducimos en un recipiente y lo cubrimos con el zumo de naranja. Lo dejamos macerar en la nevera durante 12 horas. Pasado ese tiempo, sacamos el pollo y lo salpimentamos para dorarlo en una cazuela con aceite. Una vez dorado, sacamos el pollo y reservamos.

En la misma cazuela rehogamos la cebolla y el ajo picados junto con las hierbas. Cuando esté la cebolla tierna y transparente, incorporamos a la cazuela el pollo, el zumo de naranja de la maceración y lo dejamos cocer tapado durante 25 minutos a fuego suave.

A la hora de servir el pollo podemos batir o no la salsa y servirlo con unos gajos de naranja y un poco de arroz o pasta como guarnición.

Imagen: Pritamaulipas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *