Pollo con tomate, a fuego lento

Estos platos caseros tan básicos pero tan ricos siempre apetecen. Por su sabor y su salsita, este pollo con tomate es un plato espectacular si lo acompañamos con una guarnición de arroz, cuscús, pasta, patatas o verduras.

El secreto está en hacerlo con cariño, a fuego lento, para obtener una salsa concentrada y un pollo sabroso.

Ingredientes:1 pollo troceado o 1 kilo de pechuga, 1,5 k. de tomates rojos, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, aceite, pimienta, laurel y sal

Preparación: Primeramente salpimentamos el pollo y lo dejamos reservado. Mientras tanto, cortamos la cebolla en una juliana muy fina y picamos los ajos. Lo ponemos en una cacerola y rehogamos con un poco de sal y la hoja de laurel.

Mientras se hace la cebolla, pelamos un kilo de los tomates y los trituramos en la batidora. El resto, los pelamos, los despepitamos y los troceamos muy pequeños.

Añadimos el pollo a la cebolla rehogada, mareamos unos minutos y añadimos luego el tomate triturado y en trocitos. Dejamos cocer todo a fuego lento de hora y media a dos horas hasta comprobar que el pollo está tierno. Si faltase jugo para la salsa, añadimos caldo de pollo.

Imagen: Lacocinadepepi

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *