Pollo empanado con kikos o crispy chicken tenders ¡súper crujiente!

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo cortadas en trozos a lo largo (unos 400 g)
  • 50 g de kikos (1 paquete)
  • 1 huevo
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Salsa barbacoa para acompañar (opcional).

¿Cómo conseguir un empanado crujiente? El secreto está en moler kikos, el maíz tostado de toda la vida. Con esto conseguiremos darle al pollo un toque muy muy crocante. Usamos pechuga, pero igual puedes usar alitas, muslos o combiar varios cortes del pollo. Podemos acompañarlo con la salsa que más nos guste, aunque os recomiendo la barbacoa.

Preparación:

Limpiamos la pechuga de grasa y la cortamos en tiras anchas (un par de dedos o así) o como queramos (a más grosor, más nos costará que se nos frían por dentro). Salpimentamos, pasamos por huevo batido y empanamos con los kikos que previamente hemos triturado, pero no reducido a polvo (se tienen que notar).

Ponemos abundante aceite en una sartén y freímos* los “tenders” empanados con los kikos hasta que estén dorados. Sacamos con una espumadera y escurrimos sobre papel de cocina. Servimos con salsa barbacoa o la que más nos apetezca, incluso una selección de varias.

*Podemos hacerlos también al horno (a 200ºC), pero debemos darles la vuelta a para que se doren por todos lados.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *