Polos de sandía y yerbabuena: una mezcla exquisita

Ingredientes

  • Para 6-8 polos
  • moldes de polos o una bandeja normal para cubitos de hielo
  • palitos de madera o plástico en caso de que nuestros moldes no los traigan
  • 1/2 kilo de sandía, despepitada
  • yerbabuena al gusto (60 g aproximadamente o más)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 pellizco de sal
  • 2 cucharadas de la ralladura de un limón

El helado a los peques les encanta, y los no tan peques. Sin embargo esos que se compran en los kioskos vacacionales están llenos de aditivos, colorantes, conservantes… Frabricar tus propios polos 100% naturales es muy fácil y, además, están muy muy ricos. Combinamos sandía y yerbabuena, que no creía que casaran tan bien como realmente lo hacen. Prueba a hacerlos, te sorprenderás.

Procedimiento:

1. Una vez limpia la sandía de cáscara y pipas, las troceamos y la monemos en un cuanco amplio o en el vaso de un robot de cocina.

2. Añadimos la yerbabuena, desechando los tallos leñosos. Ponemos también la ralladura de limón, el azúcar, y el pellizco de sal.

3. Trituramos todo hasta que quede todo homogéneo. Rellenamos los moldes de polos (o los cubitos) y los llevamos al congelador.

4. Cuando lleven una hora podemos insertarles el palito. Los mantenemos en el congeldor hasta que estén firmes. A las 2-3 horas ya suelen estarár listos para degustar.

Imagen y adaptación: Pip&Ebby

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *