Potaje de alubias blancas con chorizo ¡Viva el cuchareo!

Ingredientes

  • 500 g de alubias blancas
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g de chorizo para guisar
  • 1 patata grande
  • 1 hoja de laurel
  • Sal

El tradicional “cuchareo” no debería faltar nunca en nuestras mesas. El consumo de elaboraciones con legumbres como ingrediente principal tales como los potajes con verduras y carne constituyen un plato completo que no requieren mucho tiempo de elaboración si se emplea, por ejemplo, una olla rápida. Una buena opción es es cocinar una mayor cantidad y congelar por raciones que podremos utilizar en la ocasión que más convenga. Anímate y haz este guiso de alubias con chorizo. ¿No quieres chorizo? Pues quítalo y haz un rico plato 100% vegetariano. ¿Qué quieres conservar las proteínas? Pon un trozo de morcillo de vaca, o unas costillas. Facilísimo y todo en crudo.

Preparación

Las alubias las hemos puesto a remojar la víspera. Cuando vayamos a hacer el guiso, las escurrimos y las ponemos en una olla rápida cubiertas de agua. Limpiamos la piel blanca a la cabeza de ajos y la introducimos en la olla junto con las alubias. Pelamos la cebolla, quitamos el tallo al pimiento y las pipas, y también quitamos el pedúnculo al tomate; lo incorporamos todo al guiso (en entero). Seguidamente, pelamos la patata y la cortamos en gajos que también ponemos junto al resto de ingredientes. Vertemos el aceite de oliva, espolvoreamos el pimentón y el chorizo con varios cortes dados. Salamos, cerramos la olla y dejamos cocinar al 2 durante 20 minutos (en una olla normal durante 1 hora aproximadamente o hasta que las alubias estén tiernas).

Transcurridos los 20 minutos y cuando haya salido todo el vapor, abrimos la olla. Retiramos la hoja de laurel. Ponemos el pimiento, el tomate, la cebolla y los ajos pelados en el vaso batidor junto con un cazo de caldo con alubias. Lo trituramos todo y lo vertemos en el guiso. Damos un nuevo hervor para que el caldo ligue, rectificamos de sal y servimos.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *