Potaje de garbanzos, espinacas y mariscos

Algo semejante a los GARBANZOS A LA MARINERA o al POTAJE DE GARBANZOS CON BACALAO es esta completa cazuela que combina productos de la tierra y del mar, que nos puede servir a modo de tapita con fundamento o como un plato único.

Para condimentar este potaje, vamos a recurrir a especias menos comunes que el clásico pimentón o el azafrán. Veamos.

Ingredientes: 200 gr. de garbanzos secos, 800 gr. de almejas, 12 langostinos, 200 gr. de calamares limpios, 200 gr. de pulpo cocido y troceado, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 2 filetes de anchoas en aceite, 300 gr. de espinacas, 100 ml. de vino blanco, 2 cucharadas de tomates secos en polvo, 1 cucharadita de comino molido, 1 cucharadita de SALSA DE MOSTAZA, aceite y sal

Preparación: Tras haber dejado en remojo durante 12 horas los garbanzos, los ponemos en una olla cubiertos de agua y con un poco de sal y los cocemos durante 2 horas hasta que estén tiernos. Cuando estén listos, los apartamos del fuego conservando el caldo.

Dejamos las almejas en agua con sal durante una hora. A continuación las lavamos y las abrimos en una sartén con el vino a fuego medio. Una vez abiertas, las reservamos con su propio caldo de cocción.

En una olla, ponemos un fondo de aceite y rehogamos el pulpo y los calamares con el diente de ajo machacado. Cuando estén tiernos, retiramos el ajo, salamos un poco y añadimos las espinacas en hojas. Dejamos que se rehoguen a fuego lento. Cuando hayan disminuido su tamaño, agregamos los langostinos pelados (reservamos las cabezas y cáscaras), removemos, añadimos el tomate en polvo, la mostaza y el comino y volvemos a mezclar. Una vez blanqueados los langostinos, añadimos las almejas con su jugo, los garbanzos escurridos (dejando su propio caldo aparte) y reservamos fuera del fuego.

En una sartén con un poco de aceite rehogamos la cebolla bien picadita, a continuación agregamos las cabezas y las cáscaras de los langostinos, las machacamos para que suelten la sustancia y les añadimos un poco de caldo de cocción de los garbanzos. Dejamos cocinar unos 5 minutos. Después pasamos por el chino o colamos y añadimos este caldo al potaje.

En otro poco de caldo de los garbanzos, machacamos muy bien las anchoas y echamos esta pasta al guiso reservado. Añadimos el caldo de los garbanzos necesario para terminar de hacer el poraje. Ya tenemos todos los ingredientes en la olla. Cocinamos unos 5 minutos para integrar los sabores y servimos.

Imagen: Donnamoderna

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *