Potajito caliente y picante de frijoles negros


Este potajito directo de tierras de Sur de EEUU, de Luisiana, y con gran influencia mexicana, es un reconstituyente ideal para estos días de agua y frío. Picante, ligeramente picante, aunque eso lo controlamos nosotros dependiendo del gusto de quien lo vaya a degustar. La receta original reza con salchicha de andouille, una especie de chorizo que se hace por aquella zona. Nosotros la personalizaremos con un buen chorizo de nuestra zona que sea bueno apto para cocinar.

Ingredientes: 350 g de chorizo, 1 cebolla morada grande, 5 dientes de ajo, 1 cucharadita de comino en grano, 500 g de frijoles negros en conserva, 1 litro de caldo de pollo (o más sin queremos), 1 cucharada de salsa Worcestershire (como la de Lea & Perrins), ½ cucharadita de pimentón dulce, 1 punta de cucharilla de pimentón picante (o al gusto), 1 cucharadita de orégano, 2 hojas de laurel, 1 pimiento de asar rojo, 1 pimiento verde (o amarillo), sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra, pimienta cayena (opcional); nata fresca, cilantro picado y cascos de lima o limón para decorar (opcional).

Preparación: cortamos el chorizo en rodajas y las doramos en una olla con un poco de aceite si fuera necesario. Apartamos cuando esté dorado y reservamos. Quitamos el exceso de grasa que haya soltado el chorizo y salteamos con un poco de aceite la cebolla picada menuda y el ajo minutos después, hasta que poche. Añadimos los pimientos cortados en dados y salteamos 5 minutos más (da igual que queden un poco enteros pues se terminarán de hacer luego). Añadimos el comino, el pimentón de ambos tipos, y el comino (y la cayena si lo deseamos). Movemos enérgicamente fuera del fuego para que no se queme durante 1 minuto.

Por otro lado, lavamos las alubias en un colador y escurrimos. Cogemos como un cucharón y medio de esas alubias y las trituramos en un robot de cocina. Añadimos un cazo y medio de caldo de pollo, la salsa Worcestershire, y trituramos hasta obtener un puré fino. Lo ponemos en la olla donde pochamos las cebollas, añadimos el resto de frijoles y lo que queda de caldo. Ponemos también el chorizo, las hojas de laurel y el orégano. Salpimentamos y esperamos que hierva para acto seguido bajar el fuego. Dejamos que se cocine durante 20 minutos con la olla semitapada. Corregimos la sazón una vez transcurrido el tiempo.

Quitamos las hojas de laurel y servimos con un poco de nata fresca por encima, cilantro picado y gajos de lima o limón.

Imagen y adaptación: goodlifeeats

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *