Programa PERSEO (III): El comedor escolar

Conocer el comedor escolar en el que se alimentan nuestros niños es prioridad para los padres. En una tercera parte de los centros PERSEO más de la mitad de los escolares son usuarios del comedor escolar, por tanto el comedor escolar es un entorno clave para que el alumnado pueda llevar a cabo una dieta saludable.

Si prestamos atención a los datos del programa PERSEO que se refieren a los comedores escolares, en el 50% de los comedores escolares de las regiones participantes, la calidad nutricional de los menús ofertados obtiene la calificación de aceptable o buena. Aún así, se deberían adecuar más a las recomendaciones de la comunidad científica.

La mayor parte de los usuarios refiere que la cantidad ofertada en la raciones del comedor escolar es adecuada. No obstante, para algunos comensales el tamaño de la raciones es insuficiente, sobre todo en cuanto al segundo plato y el postre. Respecto al rechazo a comerse toda la ración servida, el “porque no me gusta” es la principal razón, seguido del ”porque me sirven mucha cantidad”. Sólo el 20% come todo lo que le sirven.

Las principales quejas sobre el menú se refieren al desagrado hacia alguno de los platos ofertados, principalmente porque a los niños no les gustan las verduras y el pescado. Otros motivos de descontento son la temperatura a la que se sirven los platos y, en menor medida, la escasa variación en los menús y la presentación de los platos.

Respecto a las instalaciones del comedor, aunque en general pueden considerarse aceptables, también es conveniente una mejora universal del marco físico, mobiliario y utillaje empleado en los comedores escolares, creando climas que induzcan espacios de convivencia y socialización en torno a la comida, pues este rato es una oportunidad para los niños para conocer otros compañeros diferentes a los habituales de clase.

Por último, un dato positivo tener en cuenta es que en el 76,3% de los comedores escolares se presta atención específica a alumnos con necesidades especiales tales como alergia, obesidad, diabetes, colesterol o incluso su religión. Otros motivos de especial atención son los déficit físicos y la parálisis cerebral.

En el próximo post sobre PERSEO analizaremos la calidad nutricional de la dieta diaria de los escolares.

Vía: AESAN
Imagen: Junta de Andalucía

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *