Programa PERSEO (IV): La dieta de los escolares

Programa PERSEO (IV): La dieta de los escolares

En este último post sobre el programa PERSEO estudiaremos las conclusiones sobre el análisis de la dieta diaria de los escolares participantes.

Ante todo, se ha observado un dato preocupante que debe ser corregido, y es el elevado aporte de grasas. El porcentaje medio de energía en forma de grasa en los niños y niñas, tanto usuarios del comedor escolar como no usuarios, es de un 37%, diario, cuando se recomienda como máximo un 30%.

Respecto a la ingesta de energía realizada en el comedor escolar, la media ha sido de 580 Kcal/día en las niñas de y 778 Kcal/día en el de los niños. Esta energía procede en un 18% de la proteína, un 40 % de la grasa y un 44% de los hidratos de carbono. Comparando a los niños usuarios de comedor con los que comen en casa, la ingesta media de energía diaria es significativamente más elevada en los niños y niñas que realizan la comida principal en el comedor escolar en relación con los que comen fuera del colegio.

La cantidad de proteínas que se ofrece en el comedor es también descompensada si tenemos en cuenta que estas proteínas ocupan el 70% de la ingesta necesaria al cabo del día, sabiendo que los niños también consumen proteínas en el desayuno, merienda y cena.

En cambio, en cuanto al resto de nutrientes, se ha observado que existe una situación de deficiencia en los minerales como el calcio, magnesio y zinc, y en las vitaminas riboflavina, vitamina C, vitamina A y vitamina E. Es en estos nutrientes donde se debe incidir para mantener la salud de los escolares.

Respecto al desayuno, comida tan importante para los niños, que deben de empezar las clases con fuerza, el 6% de los niños acuden al colegio sin desayunar. El 90% de los escolares que desayunan toman leche, a la que casi un 60% añade cacao en polvo. El desayuno se complementa con el consumo de cereales, galletas o pan en un 32-36% de los niños, seguidos por productos de bollería, que los consumen el 17%. Estos alimentos se acompañan de mantequilla (16%) y mermelada (10%) en algunos escolares. Sólo consume fruta o zumo de fruta poco más del 10%. Este desayuno aporta a estos niños como media 275 kcal y contribuye al 17,5% de la ingesta energética diaria.

En definitiva, se concluye que más del 30% de los escolares de PERSEO realiza ingestas de riesgo para al menos un nutriente, incluso en el 20% de los casos se han estimado ingestas de riesgo para dos nutrientes. El aporte claramente insuficiente de verduras, pescados, legumbres, huevos, yogur y fruta y el exceso de carnes y productos precocinados preparados en fritura, entre otros desequilibrios en la dieta, hacen que sea necesario incidir en los aspectos que acerquen la forma de comer de los niños y las niñas a la dieta mediterránea.

Estos datos, entre otros, animan a continuar con el programa, cuyos pilares son fomentar la ingesta de frutas y verduras, aumentar la actividad física y reducir la ingesta de grasas que, como hemos dicho, es donde los hábitos de salud de los escolares son más deficientes y, por tanto, el punto en el que hay que seguir trabajando para conseguir resultados en el futuro.

Vía: AESAN
Imagen: Blogspot

Otras recetas interesantes