Provolone fundido con un montón de cosas

Ingredientes

  • 4 Rodajas de queso provolone
  • Alcaparras
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 Cebolla
  • 3 Tomates maduros
  • 2 Dientes de ajo
  • 80 g de anchoas en lata
  • Albahaca fresca

El provolone es un queso de leche de vaca entera con corteza blanda oriundo de las regiones del valle del Po, en Lombardía y Véneto. Es un queso semi-duro con un sabor que varía mucho desde picante a más dulzón; se cura un mínimo de 4 meses. La principal característica de este queso desde el punto de vista culinario es la capacidad que tiene para fundirse, hecho que lo hace un acompañamiento fantástico de platos calientes como el que nos ocupa, combinado con tomate, ajo, albahaca y unos cuantos maravillosos ingredientes más. Toma nota.

Preparación

  1. Empezamos haciendo la salsa de tomate casera: pochamos el ajo machacado a fuego muy lento en una sartén. Picamos la cebolla, la añadimos a los ajos y subimos el fuego para que se dore.
  2. Rallamos el tomate, añadimos a la sartén, salpimentamos y dejamos a fuego medio durante 20 minutos. Cuando pase el tiempo, pasamos por el pasapurés y reservamos.
  3. En una cazuela de barro, elaboramos una especie de milhojas utilizando las rodajas de provolone. Entre capa y capa de queso, añadimos anchoas, alcaparras, granos de pimienta negra, aceite de oliva virgen, albahaca fresca y la salsa de tomate casera.
  4. Terminamos con tomate y horneamos a 200º C durante unos minutos hasta que el queso esté bien fundido.
Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1. GORDI ESO DEBE ESTAR DE VICIO, VOY PROBARLO Y LUEGO YA TE CONTARE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *