Pudin express de pan de molde, con un toque de naranja y salsa de chocolate blanco y Baileys

Pudin express de pan de molde, con un toque de naranja y salsa de chocolate blanco y Baileys


Postre express pero riquísimo con aroma de naranja para el fin de semana. Se hace con pan de molde pero puedes usar también cualquier tipo de bollería atrasada tipo magdalenas o bizcochos de soletilla. La salsa de chocolate corona al postre que por sencillo, se cuaja en el frigo. Como siempre, el alcohol de la salsa es prescindible, sobre todo si los peques lo van a comer.
Ingredientes: 12 rebanadas de pan de molde de rebanada gruesa, 1 vaso de zumo de naranja, 1 vaso de agua, 1 vaso de nata líquida, ¾ sobre de gelatina de naranja o mandarina, 2 cucharadas de azúcar. Para la salsa de chocolate blanco: 175 g de chocolate blanco, 150 g de nata, 60 g de mantequilla, 4 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de Baileys. Para el caramelo: 200 gr. de azúcar, un chorrito de agua.

Preparación: comenzamos haciendo la salsa de chocolate calentando la nata al baño María, a la que se le añade el azúcar y la mantequilla. Removemos hasta incorporar todo homogéneamente. Colocamos la crema caliente en un recipiente y añadimos poco a poco trozos de chocolate blanco, incorporando más conforme los anteriores se vayan fundiendo. Si no se derritiera el chocolate y perdemos la paciencia levemente, damos un golpe de microondas a media potencia (un minuto). En este momento se agrega el Baileys, mezclándolo cuidadosamente con la crema de chocolate blanco. Reservamos la salsa.

Después seguimos haciendo un caramelo, poniendo el azúcar en una sartén al fuego; agregamos unas gotas de zumo de limón y un chorrito de agua. Mantenemos en el fuego hasta conseguir un caramelo de color tostado. Bañamos el molde y lo extendemos por toda su superficie.

En un cazo, ponemos a calentar el zumo de naranja y el agua. Cuando rompa a hervir, incorporamos la gelatina y mezclamos bien con unas varillas para evitar la formación de grumos. Apagamos el fuego, añadimos las 2 cucharadas de azúcar y vertemos la nata, poco a poco, sin dejar de remover.

Cubrimos el molde con 6 rebanadas de pan sin bordes, vertemos encima la mitad de del líquido de la gelatina, colocamos encima los otras 6 rebanadas y cubrimos con el resto del líquido. Es importante que queden bien empapadas. Dejamos templar y lo llevamos al frigorífico durante 2-3 horas mínimo hasta que cujae (mejor hacerlo la vípera). Desmoldamos y adornamos con salsa de chocolate blanco y Baileys.

Imagen:sweetandsaucy

Otras recetas interesantes