puffs de pollo: hojaldres hechos con el pollo que nos ha sobrado


¿Te ha sobrado pollo del asado de domingo, o unas pechugas a la plancha que se te han quedado secas? ¡Conviértelas en algo delicioso y original! Lo de siempre, la placa de hojaldre que no nos falte en el congelador. ¿Tienes alguna receta de reciclado como esta? ¡Compártela con nosotros!

Ingredientes: 125 g de pollo cocido, 1 cebolla, 1/2 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 70 g de setas, 1 lámina de hojaldre, huevo batido, aceite de oliva, sal, pimienta negra molida.

Preparación: cortamos en juliana los pimientos, la cebolla y las setas y ponlos a cocinar en una sartén con un poco de aceite. Desmenuzamos o cortamos en dados el pollo y agrégalos a la verdura. Salpimentamos y salteamos durante unos minutos a fuego no muy intenso. Dejamos enfriar y reservamos.

Extendemos el hojaldre en una superficie lisa espolvoreada con harina. Lo estiramos con el rodillo y doblamos en cuatro. Espolvoreamos con harina; extendemos de nuevo con el rodillo hasta que quede un gran rectángulo. Cortamos por la mitad en vertical y en transversal y obtendremos 4 cuadrados iguales. Cortamos cada cuadrado en diagonal y resultarán 8 triángulos (esto lo hacemos para que nos quede como un milhojas).

Precalentamos el horno a 200º C. Colocamos el pollo y su guarnición en el centro de cada triángulo, humedecemos los bordes con un poco de huevo batido y envolvemos desde el vértice hasta llegar al lado opuesto. Presionamos para sellar bien y pintamos con huevo batido. Transferimos a una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y cocemos durante 10-15 minutos. ¡A comer!

Imagen: happygrubb

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *