Quesada pasiega, para ponernos fuertes

La quesada es un postre típico de Cantabria, un delicioso pastel cuajado a base de harina, queso y huevos que nos carga las pilas. De hecho para algunas personas puede resultar una receta algo pesada, de esas que sólo se come un poquito. Pero es deliciosa y suave, sobre todo si se hace con mimo. Lo ideal es que quede con costra por fuera y cremosa y jugosa por dentro.

Ingredientes: 500 ml. de leche, 200 gramos de azúcar, 2 huevos, 150 gramos de harina, 100 gramos de queso fresco o queso crema, 100 gramos de mantequilla derretida, ralladura de limón, 1 palo de canela

Preparación: Ponemos la leche a calentar con la ralladura del limón y un palo de canela. Cuando empiece a hervir dejamos que dé un hervor y retiramos del fuego para que se enfríe un poco. Colamos la leche y lo reservamos. Ponemos los huevos en el vaso de una batidora, el queso, el azúcar y la mantequilla derretida. Batimos hasta que esté todo bien mezclado y, a continuación, añadimos la harina poco a poco y seguimos batiendo hasta que quede una crema. Agregamos esta crema a la leche templada y volvemos a batir con la batidora hasta que quede una mezcla homogénea y fina. Engrasamos un molde no muy alto redondo o rectangular y lo introducimos en el horno precalentado a 180 grados. Cocemos durante 40 minutos o hasta que se cuaje por completo. Para saber si la quesada está cuajada hacemos el truco de la aguja, pero lo ideal es que salga algo húmeda. Dejamos enfriar.

Imagen: Photobucket

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *