Queso fresco frito, un poco más ligero

Ingredientes

  • Queso fresco
  • harina
  • huevo
  • pan rallado
  • pimienta
  • aceite y sal

Si eres un amante de los quesos y te pierdes por un aperitivo de camembert frito pero estás pasando por una racha en la que no debes bajar la guardia con el número de calorías y grasas ingeridas, no desesperes. Vete al super y hazte con un queso fresco de calidad, evitando elegir esos desnatados tan insípidos que parecen de gelatina. Verás qué rico contraste entre el crujiente rebozado y el queso cremoso.

Preparación: 1. Cortamos el queso en tacos o tiras gruesas para que no pierda consistencia.

2. Lo salpimentamos y los pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Es recomendable seguir este orden.

3. Lo freímos cuidadosamente en aceite caliente. Una vez dorado por todos sus lados, lo dejamos escurrir sobre papel de cocina.

Otra opción: Acompañar el queso con una salsa o mermelada ligera de tomate o cebolla. Puedes enriquecer el rebozado con sésamo o cornflakes.

Vía: Pepekitchen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *