Ragú de ternera, la verdadera “salsa boloñesa”

Esta salsa o ragú de carne de ternera sólo tiene un secreto, el hacerla con los ingredientes muy picaditos y cocinados a fuego lento durante un par de horas. Sólo con paciencia y mimo obtendremos una salsa ligada, espesa, en la que los sabores y texturas de la carne y las verduras se encuentran fundidos.

Para los niños viene muy bien este tipo de salsas muy cocinadas porque en ellas se pierden las carnes y hortalizas al estar cortadas en pequeños trozos y cocidas por un largo tiempo.

Esta salsa o ragú es ideal para acompañar pastas, arroces, patatas, crepes, etc…

Ingredientes: 1 kilo de carne de ternera tierna picada, 2 cebollas, 1 puerro, 2 ramas de apio, 1 nabo, 3 zanahorias, 4 dientes de ajo, finas hierbas, 2 vasos de vino blanco, 2 vasos de tomate triturado, azúcar, pimienta, aceite, sal

Preparación: Ponemos en una cacerola dos cucharadas de aceite y antes de que humee añadimos los ajos picaditos y la carne salpimentada y la rehogamos durante al menos diez minutos para que se dore un poco y el aceite se impregne de sus jugos.

Sacamos la carne y los ajos y en esa misma olla ponemos la cebolla, el apio, el nabo y la zanahoria muy bien picaditos y seguimos rehogando un buen rato hasta que las verduras se pochen.

Volvemos a poner la carne en la olla, añadimos el vino blanco y dejamos que reduzca durante cinco minutos. Vertemos ahora el tomate, salpimentamos y añadimos una pizca de azúcar y el ramito de hierbas. Dejamos cocer tapado y a fuego lento durante hora y media hasta que la carne esté tierna y la salsa bien ligada. No os olvidéis de sacar las hierbas si son en rama.

Imagen: Birrapedavena

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *