Receta de Halloween: Dedos de bruja

Se acerca la noche de Halloween y es hora de ir preparando alguna recetilla para amenizar la terrorífica velada. Cuando se trata de una fiesta, los niños son los primeros en ofrecerse a prepararla, así que no tendrán inconveniente en ayudarnos a preparar esta tétrica receta.
Pero más vale no tener prejuicios con el aspecto de los platos, porque a más pavoroso y extravagante, más divertido será de preparar ¡A los niños les encanta un susto! Sirvan como ejemplo estos dedos de bruja que os presentamos. Realmente son una especie de galletas adornadas con una almendra y sirope de fresa.
Ingredientes para unos 50 dedos
200gr mantequilla
1 huevo
300 gr. harina
100 gr. azúcar glas
1 cucharada de almendras molidas
1 vaina de vainilla o unas gotas de aroma
100 gr. almendras enteras y peladas
Sirope de fresa (o un lápiz pastelero)
Sal
Preparación
Empezamos mezclando en un bol el azúcar, la mantequilla, el huevo, la vainilla, las almendras molidas, la harina y la sal. (¡Deja que los niños metan bien las manos!) Amasamos bien y lo dejamos reposar tapado en la nevera durante media hora.
Pasado ese tiempo, la masa está lista para formar los dedos. Vamos sacando de la nevera la masa poco a poco según vayamos necesitándola para que no se ablande demasiado y podamos trabajar bien con ella. Primero hacemos unos cilindros del tamaño de un dedo. Una vez hechos, en la punta de cada dedo, ponemos una almendra a modo de uña. Para perfeccionar los dedos, apretamos un poco en el centro para crear los nudillos, y con un cuchillo hacemos tres cortes debajo de la uña y tres más en el nudillo del centro simulando las arrugas. (Los niños son expertos en manualidades, seguro que tienen más maña que los mayores)
Después colocamos los dedos sobre una bandeja engrasada en el horno precalentado a 160 grados y dejamos unos 20-25 minutos hasta que estén doraditos.
Una vez fríos, y esta es la parte más divertida, manchamos los dedos con siropes de colores. Por ejemplo, rojo sangre o verde brebaje.
¡Qué divertido! Se me están ocurriendo más ideas para hacer aún más horrorosos estos dedos. Por ejemplo, ponerle verrugas con pepitas de chocolate. Y si le echamos valor, ¡hacemos una mano entera! Seguro que a los niños se les vienen ideas de lo más graciosas.
Para terminar, sólo me quedadesearos una cosa. ¡Que paséis mucho miedo este Halloween!
Vía: Mis recetas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *