Roscos de anís, al horno y con sólo tres ingredientes

Ya que estos roscos sólo precisan tres ingredientes, elijámoslos de calidad. A diferencia de otras recetas de roscos, éstos no van fritos sino al horno. Son por tanto un poco más “ligeros”. Van aromatizados con licor de anís, aunque todo es probar y cambiarlo por vino u otro espirituoso.

Ingredientes: 500 gr. de harina, 250 ml. de aceite de oliva virgen, 125 ml. de anís, la piel de medio limón, un puñado de semillas de anís, azúcar

Preparación: Calentamos en un cazo el aceite con la piel de limón y las semillas de anís. En el momento que empiece a humear, retiramos del fuego. Mezclamos poco a poco el aceite con la harina hasta formar una masa untuosa. También echamos el anís y acabamos de mezclar.

Hacemos tiras con la masa y las plegamos sobre sí para formar un rosco. Los aplastamos un poco y los vamos distribuyendo sobre una bandeja cubierta de papel de horno. Cocinamos durante 30 minutos a 180 grados en precalentado hasta que estén los roscos dorados. Aún calientes los rebozamos con azúcar.

Imagen: Mismodestasrecetas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   isabel dijo

    gracias, esta receta es estupenda para alergicos al huevo. ¿¿se pueden hacer tambien fritas??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *