Roscos de Semana Santa con fresas

Ingredientes

  • 16 Cucharadas de aceite
  • 14 cucharadas de leche entera
  • 14 cucharadas de azúcar
  • 1 sobre de preparado de flan (este es el ingrediente que le da el toque)
  • 1 huevo
  • harina (la que admita)
  • la raspadura de un limón
  • 2 cucharaditas de matalahúga
  • 1 cucharadita canela molida
  • aceite de oliva
  • Fresas picadas

Estos son los ricos roscos o rosquetes de Semana Santa como los llamamos en mi tierra, pero con un ingrediente especial: las fresas. Los probé hace poco y relamente me sorprendieron. Son ideales para migar en un buen vaso de leche o el café. Además lleva un ingrediente secreto que me revelaron y puedes usar para los tradicionales ¿Quieres saberlo? Lee con atención.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC-200º C. En una olla amplia se fríe en el aceite la matalahúga (echándola en el aceite caliente y apartándola para que no se queme). Se echa en un mortero y se machaca.

A este mismo aceite que hemos dejado templar, incorporamos la leche, el azúcar, el huevo (semibatido), la canela molida, la matalahúga,el sobre de flan y la harina que admita hasta que tome la consistencia para poder hacer los roscos. Es decir, vamos echando harina poco a poco y amasando, hasta que podamos formar una bola de masa que se despegue de las paredes y la podamos sacar de la olla para trabajarla en la encimera (para sacarla, ayuda aceitarse un poco las manos).

Enharinamos la superficie de trabajo ligeramente y amasamos. Hay quien la deja reposar una media hora, tapada, pero como no lleva levadura y no tiene que levar, no hace falta. Cogemos bolitas de masa y, con las dos manos, las estirámos y hacemos un cilindro que plegamos para darle forma rendonda. En el punto de unión de los dos extremos, ejercemos una leve presión para que no se abaran.

Presionamos los trocitos de fresa en la masa hasta que se hundan (unos 4-5 por cada rosco). Los vamos transfiriendo a la bandeja de horno forrada de papel vetal o lámina de silicona y los horneamos durante unos 17-20 minutos, hasta que estén dorados. Los dejamos enfriar sobre rejilla y listo.

Esta es la receta básica, pero los hay de nata, de miel (como los de la imagen), pintados con huevo, con forma redonda, de trenza…

Imagen: preventionrd

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *